El arte de vestir una mesa — Restaurante Patrimonio

El arte de vestir una mesa — Restaurante Patrimonio

Vestir una mesa

El arte de vestir una mesa para un banquete esta en los pequeños detalles, os damos unos pequeños consejos para poder hacerlo vosotros en vuestras reuniones familiares y quedar como Dios.

Como vestir una mesa

Cuando nos disponemos a vestir una mesa para un evento familiar o de amigos nos surgen dudas de cómo colocar cada elemento que la componen. En un banquete clásico los elementos que forman parte de nuestra mesa son el mantel, los cubiertos, la servilleta, los platos y las copas.

Se aconseja que el color del mantel sea claro, normalmente se coloca blanco para dar sensación de limpieza, para que resalten más los alimentos. La utilización de un salvamanteles es aconsejable siempre y cuando no sea visible por ninguno de los laterales, en el caso de ser decorativo, se recomienda que este acorde a la decoración del local.

Para lo colación de los cubiertos hay que seguir unos sencillos consejos para no equivocarnos.

Los tenedores se sitúan en el lado izquierdo. Se colocan de fuera hacia dentro, es decir, de izquierda a derecha según el orden en el que se vayan utilizando.Nunca colocaremos más de tres tenedores en cada servicio; si hiciese falta se colocaría después de haber retirado los anteriores, siguiendo la misma norma con los cuchillos.

Para pescados se utiliza el tenedor de tres puntas,para la carne se usa el de cuatro, para los entrantes se hace uso de un tenedor de cuatro puntas de menor tamaño que el del plato principal.

Los cuchillos se ubican en el lado derecho y, al igual que los tenedores, de fuera a dentro según su orden de utilización que, en este caso, sería de derecha a izquierda. La hoja de los cuchillos siempre tiene que mirar hacia el interior.

Para los entrantes se utiliza un cuchillo liso de punta roma, el cuchillo dentado, o de sierra, se usará para las carnes, el que tiene forma de espátula es el indicado para los pescados.

Las cucharas se acomodan en el lado derecho, con los cuchillos, según el orden de utilización.

Los cubiertos para el postre serán, un cuchillo pequeño liso de punta roma, un tenedor pequeño de cuatro puntas y una cucharilla pequeña.

No debe haber ningún cubierto entre el plato y las copas. Según el protocolo los cubiertos de postre se colocarán en la mesa una vez todos los demás hayan sido retirados, pero empieza a estar aceptado ponerlos sobre el plato o incluso a ambos lados del plato desde el inicio.

La servilleta se coloca a la izquierda del primer tenedor, en la copa o sobre el plato. Tambien está de moda formar figuras con la servilleta y colocarla en el centro del plato de presentación.

Lo más importante es que el comensal siempre debe tener un plato delante.

El uso de bajo plato, además de ser estéticamente agradable, facilita cumplir dicha imposición. El bajo plato deberá ir situado en ángulo recto con el borde de la mesa.

Los platos se sirven por la izquierda del comensal y se retiran por la derecha.

Para una comida elaborada y emplatada hay que procurar que la vajilla sea lo más discreta posible para que resalten los alimentos.

El agua se servirá en la copa mayor, el vino tinto en una de menor tamaño y el blanco en una más pequeña aún (aunque hay tendencias de uso de una copa balon para el vino para poder degustar y oler mejor los aromas).

Las copas se colocan de mayor a menor de izquierda a derecha, la copa de vino blanco se sitúa delante del cuchillo del plato principal, en el caso de haber copa de cava se colocaría a la derecha, a continuación de la copa de vino blanco, pero es aconsejable colocarla al final si será utilizada con los postres.

Hay copas de vino que exceden el tamaño de las de agua, como es el caso de las de borgoña o balón. En ese caso primará el orden de tamaños, de mayor a menor de izquierda a derecha, por pura practicidad ya que, en caso contrario, correríamos el riesgo de que el comensal derramase el vino al tratar de alcanzar la copa de agua.

Preferentemente no se servirán refrescos en la mesa y mucho menos latas de cualquier tipo.

Debemos de respetar un espacio mínimo entre comensales de 60 cm por comensal para que el comensal se encuentre, cómodo y sin apreturas; una silla ocupa entre 43 a 50cm, si se utilizan sillones hasta 54 -57 cm.

Espero les haya gustado el articulo para vestir una mesa.

Información recogida de: Expomaquinaria

About The Author

Restaurante Patrimonio ubicado en Alcala de Henares, cocina tradicional donde la amabilidad y la atención es lo primero. ¡Ven a conocernos!


Leave a Reply


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies